26 de noviembre de 2006

ESTO, ESTO, ESTO ES BALONCESTO - EL CLASICO -

Si hay una cosa que distinguió a un equipo del otro en el derby fueron las ganas de ganar de unos y otros, mientras que el Real Madrid salio a morder el Barcelona no transmitía absolutamente nada. Si hay una cosa que ha caracterizado a los equipos de Ivanovic es la intensidad, aspecto que en esta ocasión no se vio por ningún lado en los azulgranas. El Barcelona tiene muchos problemas, por ejemplo que sus hombres altos no aportan lo que deberían, cosa que fue palpable, Kasun estaba tocado, Fran Vázquez 4 faltas en 7 minutos, Trias intermitente, Marconato 1 rebote en 22 minutos y Kakiouzis todo un seguro en el tiro tuvo un día lamentable 1 de 8 en tiros de campo. En la dirección del juego catalán Lakovic estuvo nefasto, horroroso, no le encontró en ningún momento el punto al partido, en este apartado me gusto más Ukic, que también estuvo mejor en defensa. Lakovic es un excelente tirador pero hay que recordar que en el Panathinaikos jugaba al lado del todo terreno Diamamtidis que le apoyaba en las labores de construcción. Pero sobre todo a los catalanes les falto, repito, intensidad, es en estos momentos un equipo plagado de estrellas donde alguna de ellas debe de dar el paso adelante y ponerse el mono de trabajo para ayudar a su equipo.

El partido comenzaba con un Real Madrid enrabietado con una gran intensidad defensiva buscando robar el balón y salir en velocidad, por el contrario, el Barcelona se mostraba bastante espeso en ataque, sin fluidez alguna. El mejor de los madridistas, Bullock, se desgastaba en labores defensivas pero su equipo no le necesitaba para anotar con tremenda facilidad. El Barcelona a falta de minuto y medio del final del primer cuarto por fin consiguió frenar el ritmo frenético del Madrid y llegaba al final de los 10 minutos con una desventaja de 10 puntos habiendo encajado un total de 27 puntos, pero vivo todavía después de todo lo que le había caído. En el segundo cuarto el Barcelona seguía sin fluidez en ataque, en defensa se observo una mejoría del equipo barcelonés que hacia que los ataques del Real Madrid fueran más largos, cosa que convenía a los intereses azulgranas. Tras los cinco primeros minutos de cuarto el Madrid solo había anotado por medio de dos lanzamientos desde la línea de 6,25 de sus pivots Varda y Hervelle y dos tiros libres anotados por Smith. Cuando peor pintaban las cosas para el Real Madrid apareció la figura de Felipe Reyes en rescate de su equipo, gracias a sus puntos y rebotes se llegaba al final de la primera mitad con un 43-32 en el marcador. Las estadísticas al descanso marcaban lo que había sido el choque, el Madrid mostraba un espléndido 70% en tiros de dos por un 44% del Barcelona, también mostraban las muchas perdidas de ambos equipos, 10 del Barcelona y 8 del Real Madrid. Al igual que pasara en el encuentro frente al Estudiantes, el Madrid salio a por todas en la reanudación en pocos más de un minuto la diferencia se había ido hasta los 19 puntos, gracias a un parcial de 8-0. Desde allí hasta el final del encuentro el Barcelona siguió sin encontrar su manera de jugar. Navarro hacia la guerra por su cuenta mientras que en el bando madridista se lucia Hervelle que acabo el partido con 15 puntos y 7 rebotes en tan solo 19 minutos. En esta segunda mitad los porcentajes del Madrid bajaron muy ligeramente en cambio el rebote fue dominado de forma tajante por los blancos, el partido acabaría con una gran diferencia en este aspecto, 35 rebotes a favor del Madrid por 20 del Barcelona mientras que en la primera mitad la diferencia había sido mínima con un 15-13 a favor del Real Madrid. Entre Hervelle, Felipe y Varda capturarían tantos rebotes como todo el equipo del Barcelona.

No hay comentarios:

Comenta en facebook

COMÉNTALO EN FACEBOOK

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...